FOTÓGRAFO DEL VIERNES: PIETER HUGO

grey FOTÓGRAFO DEL VIERNES: PIETER HUGO“Siempre hay permiso cuando hago una foto y siempre hay un intercambio, emocional o econónimo. Pagué a estos tíos porque estaba tomando parte de su tiempo cuando ellos podrían haberlo empleado en trabajar o en viajar” Pieter Hugo

Nace en Johannesburg, South Africa, en 1976 en el seno de una familia bohemia. Se trasladan y crece en Cape Town donde hace su primera foto a un vagabundo con 10 años. A los 12 recibe una cámara de regalo por su cumpleaños con la que se dedica a explorar su entorno extraño y conflictivo, no hay que olvidar que estamos en los años de los últimos coletazos del Apartheid. Uno de sus primeros encargos es documentar las repercusiones de las revueltas que siguieron al asesinato de Cris Hani, líder del ANC en el 93.

Es autodidacta y al poco de comenzar su carrera en el fotoperiodismo se desilusiona debido a lo programados que resultan sus encargos, en sus propias palabras “Recibía breve instrucciones en plan de ‘Ve a Ruanda y encuentra una chica que fuese violada durante el genocidio y que tenga un hijo con SIDA pero que esté recibiendo retrovirales y lleve una vida feliz’ Era absurdo”

En 2002 recibe una beca de residencia en Fabrica, Treviso (Italia). En 2004 documenta los lugares donde se encuentran fosas comunes en Ruanda.

grey FOTÓGRAFO DEL VIERNES: PIETER HUGODesde siempre se ha sentido atraído por las subculturas de su entorno y personajes marginales. Se topa por primera vez de los Hyena Men (Hombres Hiena) en 2005 al recibir una foto por email mientras esta trabajando en un proyecto fotográfico en South Africa, la foto estaba hecha desde la ventanilla de un coche en Lagos y en ella se observa a un grupo de hombres precedidos de una hiena encadenada, la imagen se le queda grabada en la cabeza y poco después se la encuentra en un periódico para ilustrar un artículo en el que se habla del desorden legal que prevalece en las ciudades nigerianas, en el que se describe a los Hyena Men como delicuentes, camellos y gamberros. La hiena, una animal considerado a partes iguales un ser mitológico y temido en las áreas rurales de Nigeria, les sirve como medio para infundir el miedo en sus víctimas e infundirse un aura de misterio. Unos días después Pieter parte rumbo a Nigeria con el fin de encontrar a este grupo, terea que no resulta nada fácil pues, al igual que South Africa, Nigeria es un país anárquico y violento. El grupo de los Hyena Men es un grupo itinerante que sobrevive al margen de la suciedad y que se encuentra continuamente acosado por la policía. Los encuentra por primera vez mientras conduce por las afueras de la ciudad de Abuja al amanecer. Se encuentra un grupo de hombres, una niña, tres hienas, cuatro monos y unas cuantas serpientes pitón, un grupo de performers que se dedica a entretener a la gente usando animales y vender medicinas tradicionales. Pasa dos semanas viajando con ellos y regresa a Cape Town un tanto insatisfecho con las fotos que ha hecho. Regresa a Nigeria dos años después y vuelve a pasar varias semanas con ellos pero, a diferencia de la primera vez, en esta ocasión establece un vínculo de confianza más profundo con los personajes de sus fotos. Esta complicidad no está exenta de tintes surrealistas como agazaparse y esconderse en la cuneta con otro hombre, un par de babuinos, una hiena y un par de pitones, mientras otro negocia el precio del trayecto con el taxista y, una vez han llegado a un acuerdo, salir todos de entre los matorrales y meterse en el coche. Ni que decir tiene que el taxista está aterrorizado, usa esta anécdota a modo de introducción del libro que edita con este trabajo: “Me senté delante con uno de los monos y el conductor. Conducía como un maníaco absoluto. Llegados a un punto, el mono estaba aterrado por su forma de conducir. Me agarró la pierna y me miró a los ojos. Pude ver su miedo” Este trabajo supone también recibir el primer premio en la sección de retrato del Word Press Photo.

Acusado a menudo de sensacionalismo y explotar el carácter exótico del personaje, Hugo niega estas acusaciones de forma categórica, remarcando en alguna ocasión el carácter condescendiente de afirmaciones tales como que las personas que fotografía no son conscientes de lo que hacen y que le sugieren que pueda haber algo esencialmente colonial tras dichas afirmaciones sobre todo cuando siempre vienen de gente blanca, liberal y europea.

grey FOTÓGRAFO DEL VIERNES: PIETER HUGOEn 2008 con su proyecto “Nollywood”, inspirado en la industria cinematográfica nigeriana de serie B con actores vestidos como momias, hechiceros y fueras de la ley es una forma de poner en evidencia los clichés occidentales existentes sobre la vida africana, aunque muchos no pillaron el chiste y realmente lo interpretaron como si fuera un reflejo real de la industria del cine nigeriano.

grey FOTÓGRAFO DEL VIERNES: PIETER HUGOEn una de sus series más recientes “Permanent Error” realizada en el vertedero de Agbogbloshie en Ghana, donde la gente lucha por la supervivencia quemando partes de equipos electrónicos con el fin de extraer los metales valiosos (como el cobre), Pieter documenta sin necesidad de discurso político alguno la otra cara del progreso tecnológico.

Podéis conocer más a fondo su trabajo en su página web:

Pieter Hugo

Y si alguien es lo bastante afortunado de pasar por los Nederlands estos días puede ir a ver una expo en el Fotomuseum Den Haag.

Y una entrevista (en inglés) que le hicieron para NetInspirations.co.uk

Una vez más, desearos un gran fin de semana y may the Force be with you.

Sandra Blanco

Refenrecias:

Wikipedia

The Independient

The Guardian

 

 

0 Responses to “FOTÓGRAFO DEL VIERNES: PIETER HUGO”


  • No Comments

Leave a Reply