FOTÓGRAFO DEL VIERNES: GREG MARINOVICH

grey FOTÓGRAFO DEL VIERNES: GREG MARINOVICH

“No importa en que lado te encuentres. No importa tu opinión personal. No creo en la objetividad, creo que es un mito. Sólo creo que tienes que ser honesto y sincero”

Nace en Sudáfrica en 1962, el matrimonio de sus padres, Franca y Mladen, de ascendencia Croata tiene muchos problemas con peleas y maltratos, divorciándose cuando Greg y su hermano son muy jóvenes, quedándose Greg con su madre y su hermano Bart con su padre. Años después vuelven a juntarse y pese a que se reanudan las peleas y los problemas con el alcohol, llegando al punto en el que con 15 años Greg se enfrenta a su padre, cuando este se dispone a pegar a su mujer. Cuando en el 80 diagnostican a su madre un cáncer de pulmón, Greg se encuentra terminando el instituto. Pese al tratamiento su madre no lo supera y su muerte supone una perdida total de fe, que había mantenido hasta ese momento y, al tiempo, su ruptura familiar y definitiva con su padre tras una explosiva pelea.

Mientras estudia en la Universidad de Pietermaritzburg, comienza a dar clases particulares a los estudiantes negros de las escuelas del township. Hasta ese momento no había sido muy consciente de la situación real de la gente de color en Sudáfrica, viviendo inmerso en la sociedad creada por el aparheid y es en la Universidad cuando toma plena consciencia, negándose a jugar en el equipo de rugby debido al racismo endémico existente en ese deporte en aquel momento.

grey FOTÓGRAFO DEL VIERNES: GREG MARINOVICH

A finales de los 80, descubre en la fotografía el medio ideal para explorar la vida de otras gentes, realizando trabajos como redactor y fotógrafo principalmente antropológicos, alejado totalmente del periodismo hasta el punto que cuando liberan a Mandela, él se encuentra al norte del país documentando el funeral de la hija de Modjadji, La Reina de la Lluvia. Pero con la liberación de Mandela, comienza el principio del fin del aparheid y una nueva ola de violencia en los Townships. El 17 de agosto de 1990, Marinovich se dirige a Soweto, de la que apenas sabía nada pese a estar a 15km. de su casa, con un par de viejas cámaras internándose en el Nancefield Hostel con la intención de documentar el conflicto desde el punto de vista de los Zulus donde es testigo de un linchamiento. Esas imágenes las lleva a un periódico en la que tiene varios amigos para revelarlas y éstos le comentan que se las presente a AP, comenzando su colaboración como freelance para esta agencia.

grey FOTÓGRAFO DEL VIERNES: GREG MARINOVICH

No pasa ni un mes cuando se encuentra nuevamente en Soweto con otro periodista cuando realiza otra serie de fotografías, esta vez en el bando contrario el del ANC, en las que queman vivo a Lindsaye Tshabalala, un Zulu, que darán la vuelta al mundo entero. Estas fotos son responsables de que tenga que salir del país debido al particular interés de la policía para que testifique, cosa que no tiene intención de hacer. Esta negativa, sumada a que no ha terminado el servicio militar, puede terminar con una pena de prisión de más de 10 años. Afortunadamente, en ese momento trabaja bajo el pseudónimo de Sebastian Balic. Así que, con la esperanza de que tanto AP, como Sygma, le den trabajo se muda a Londres. Debido a que los trabajos que le daban no eran gran cosa, enseguida se ofrece para viajar como corresponsal a Belgrado para cubrir las revueltas estudiantiles y la posible caída de Yugoslavia, poco después le envían a Hungría, pero deprimido y echando de menos Sudáfrica, decide volver. La policía todavía sigue presionando a AP para que les de su dirección y las fotos de Lindsaye Tshabalala comienzan a ganar premios, como el Leica Award for excellence o el Visa d’Or, Scoop Award y al poco le llaman para comunicarle que ha recibido el Pulitzer Prize for Spot News, aunque al principio no es consciente de la importancia que tiene, este premio le proporciona cierta inmunidad, pues ya no se van a arriesgar a arrestar al fotógrafo sudafricano que ha ganado el Pulitzer. En ese momento ya conocía a Ken O y a Kevin Carter, con quienes coincide en alguna ocasión, poco después en el 91 se les une Joao Silva.

grey FOTÓGRAFO DEL VIERNES: GREG MARINOVICH

No sólo cubre el conflicto en Sudáfrica, también trabaja en Angola, Bosnia, Croacia, Somalia, Yugoslavia. El 18 de abril de 1994 resulta herido por el fuego amigo de las fuerzas de paz y Ken O, muere prácticamente en el acto. Tras su recuperación y el suicidio de Kevin Carter y poco después de romper con su novia, Heidi, periodista y con quien había estado desde su primer viaje a Yugoslavia, se centra en cubrir los conflictos por medio mundo y en abril del 96, es nombrado Fotógrafo jefe de las oficinas de AP en Israel y Palestina, cargo en el que estará más de un año.

grey FOTÓGRAFO DEL VIERNES: GREG MARINOVICH

En el 97 regresa a Sudáfrica, continua trabajando como redactor, fotógrafo, comienza también a realizar documentales y a impartir cursos. En el 2000, escribe junto a Joao Silva “The Bang Bang Club” y “A Man´s Journey to Simple Abundance”.

 

Le fichan como editor jefe del proyecto Word Press Photo y Lokaalmundial’s 2010, un programa de educación de periodistas, escritores, fotógrafos… de toda África.

Podéis conocer más a fondo su trabajo a través de su página web.

Y otras tres entrevistas para:

The New York Times 

Fotoevidence 

Washington City Paper 

Y eso es todo, esta vez ni os molestéis con la Wikipedia grey FOTÓGRAFO DEL VIERNES: GREG MARINOVICH

Pasad un gran fin de semana,

Sandra Blanco.

 

0 Responses to “FOTÓGRAFO DEL VIERNES: GREG MARINOVICH”


  • No Comments

Leave a Reply